SEMILLAS SALUDABLES

SEMILLAS SALUDABLES

 

Una semilla es la vida. Es un alimento vivo.

Como ingredientes, las semillas han cobrado mayor importancia en el último tiempo, aportando estilo, textura, color, sabor y muchos nutrientes importantes para el organismo. Debemos conocer las propiedades nutritivas de las semillas y su efecto sobre la salud para poder incorporarlas como parte de nuestros platos

Una vez que son expuestas al calor, las vitamina, minerales y sus aceites esenciales se desnaturalizan. Al asar una semilla, pasa a ser de un alimento vivo a un alimento muerto. perdiendo sus nutrientes.Por lo tanto no hay nada mejor que consumirlas  de manera natural, crudas.

Pueden ser remojadas, molidas o en puré ( especialmente si la cáscara o capa de una semilla es demasiado difícil de masticar) .

Elegir semillas crudas sin agregado de sal, evitar las que estén tostadas o recubiertas con azúcar.

Entre otras, hoy enviaremos  informe de estas, más utilizadas:

 

SEMILLAS DE CHÍA

 

El consumo de las semillas de chía ayuda a reducir el dolor en las articulaciones, ayuda a perder peso, emite un impulso de energía y protege contra enfermedades graves como la diabetes y enfermedades del corazón.

Las semillas son libres de gluten, algo importante para las personas con enfermedad celíaca o una aversión a esta sustancia.

 

SEMILLAS DE GRANADA

 

Las semillas de granadas son una fuente rica de antioxidantes. Por lo tanto, ayudan a proteger las células del cuerpo  contra los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro.

Previenen el endurecimiento de las paredes de las arterias con exceso de grasa, dejando libre las arterias de grasa bombeándolas con antioxidantes.

 

SEMILLAS DE LINO

 

La  semilla de lino suprime incrementos en los niveles de lípidos en sangre después de una comida y modulan el apetito.

Los principales beneficios para la salud de las semillas de lino son debido a su rico contenido de ácido alfa linolénico (ALA), fibra dietética y lignanos.

El ácido graso esencial ALA es un potente anti-inflamatorio, disminuyendo la producción de agentes que promueven la inflamación y disminuyen los niveles sanguíneos de la proteína C reactiva (PCR), un bio-marcador de la inflamación. A través de las acciones de la ALA y los lignanos, las semillas de linaza han demostrado que bloquean el crecimiento tumoral en animales y puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer en seres humanos.

 

Los lignanos son Fitoestrógenos, compuestos vegetales que tienen efectos similares al estrógeno y propiedades antioxidantes.

Los fitoestrógenos ayudan a estabilizar los niveles hormonales, lo que reduce los síntomas del síndrome premenstrual y la menopausia, y que podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama y de próstata.

 

La fibra de la linaza promueve la función intestinal saludable. Una cucharada de semillas de linaza entera contiene tanta fibra como la mitad de una taza de salvado de avena cocida. Fibras solubles de lino pueden reducir los niveles de colesterol en sangre, lo que ayuda a reducir el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

 

Las semillas de linaza molida proporcionan más beneficios nutricionales que la semilla entera. Moler las semillas en casa usando un molinillo de café o una licuadora, y añadirlas a los cereales, productos de panadería y batidos.

 

SEMILLAS DE CALABAZA

 

Para aquellos que están de bajo ánimo, las semillas de calabaza pueden ayudar a luchar a través de la depresión. El componente químico L-triptófano es el ingrediente secreto para mejorar su estado de ánimo.

 

¿Sabía usted que las semillas de calabaza se pueden prevenir los cálculos renales? Los estudios sugieren que las semillas de calabaza pueden ayudar a prevenir ciertas formaciones de cálculos renales, como cálculos renales de oxalato de calcio.

 

Incluso mantienen el secreto en la lucha contra los parásitos, especialmente la solitaria.

 

Semillas de sésamo

 

las semillas de sésamo contienen dos sustancias únicas: sesamina y sesamolina.

Ambas sustancias pertenecen a un grupo de fibras beneficiosas especiales llamadas lignanos, y se ha demostrado que tienen un efecto reductor del colesterol en los seres humanos, y para prevenir la presión arterial alta y aumentar el suministro de vitamina E en animales.

 

Semillas de girasol

 

Son una excelente fuente de vitamina E, principal antioxidante liposoluble del cuerpo.

La vitamina E viaja por todo el cuerpo neutralizando los radicales libres que de otro modo dañan estructuras que contienen grasa y moléculas, tales como las membranas celulares, las células del cerebro, y el colesterol.

 

Semillas de amapola:

 

Otra gran fuente de calcio entre las semillas junto al sésamo y posee también un alto contenido en vitamina A con efecto antioxidante y protector de la piel y el cabello. Además, destaca en esta semilla su contenido en hierro, magnesio, sodio y fósforo junto a otras propiedades de su consumo sobre el organismo, sirven como calmante suave ejerciendo un efecto sobre el sistema nervioso, y también para disminuir la tos y expectorar.

 

Tips para agregarlas a las comidas:

-Lo ideal es mezclar varias semillas, entre siete y diez distintas.

-Lo más práctico es agregar una cucharada sopera de semillas molidas a la sopa o a la ensalada. No alteran para nada el gusto de las comidas. También se pueden agregar a un yogurt o un licuado, pero en estos casos sí puede quedar un poco amargo, ya que son oleaginosas.

-El caso del amaranto es una semilla chiquita, como la amapola, pero dura como una piedra. No hay forma de partirla, por eso hay que remojarla o hervirla .También se puede comprar el amaranto que viene inflado y, en ese caso, se puede usar como pan rallado.

-La quinoa cuesta aprender a usarla, porque es muy dura, pero se puede incorporar comprando en la dietética galletitas que están hechas con harina de quinoa o alfajores de quinoa con dulce de leche.

-La avena se puede usar como el arroz, en harina para hacer galletitas de avena, como rebozador para milanesas en lugar de pan o para espesar una sopa.

-El sésamo se puede comprar integral, tostado, salado, partido, entre otros. Lo mejor es comprarlo integral y tostarlo cuando vamos a incluirlo a la comida, porque queda más sabroso.

 

Deja un comentario