El orígen de la enfermedad – Consejos Saludables

«El orígen de la enfermedad . . . . el cuidado de la salud» !

La enfermedad desde el punto de vista vitalista se manifiesta en  la perturbación de la energía vital.

El ser humano posee:
– un componente físico (material y tangible);
– un aspecto psíquico formado por nuestros pensamientos y emociones, procesados en un órgano material como lo es el  cerebro pero de
– esencia básicamente enegética como lo son la alegrías, tristezas, deseos aversiones etc.

El vitalismo vé el orígen de la enfermedades como un síntoma del estado de desequilibrio o perturbación de la energía vital..

esta perturbación puede venir de:
– un medio externo (alimentación, toxinas, bacterias, traumatismos, etc. )
– o de un medio interno (pensamientos, emociones, creencias.)

Lo importantes es darse cuenta que nosotros mismos podemos generar situaciones desarmonizantes y lo positivo de esto es que si somos los generadores, también podemos entonces poniendo voluntad, remediar el problema, implementando hábitos saludables que nunca debimos abandonar.

Así como hay pensamientos tóxicos que nos invitan al malestar, también hay sustancias alimenticias que nos invitan al malestar y que el organismo las procesa como toxinas.

El mecanismo de intoxicación funciona día tras día incorporando más tóxicos de los que podemos expulsar, esa acumulación acaba por generar un colapso ya que el intento de eliminación desgasta nuestra energía vital.
Por lo tanto para recuperar el estado de salud, debemos comenzar por una depuración corporal. Un cuerpo físico depurado, . . vitalizado, . .reacciona  mejor a los estímulos de un medicamento homeopático o de un preparado de Flores de Bach. Un  Yogui comienza purificando el cuerpo junto con la mente.

Nuestro organismo, intenta mantener la pureza de los líquidos internos, pero recibe los desechos generados por las células; sumados a sustancias que ingresan al cuerpo por medio de las vías respiratoria , digestiva y cutánea.
Los emuntorios son los órganos de eliminación de esos desechos, como intestinos,hígado, riñones, piel, pulmones y sistema linfático. Cuando trabajan en modo normal y el volumen de desechos no supera la capacidad de procesamiento, mantienen limpio el terreno y las células pueden funcionar correctamente. Si no es de este modo, se desencadenará una enfermedad. El tipo de enfermedad dependerá de cuál sea el órgano más afectado y en qué grado. Pudiendo ser una patología simple o una muy complicada y letal.

Estos procesos degenerativos son la consecuencia de años de acumulación de toxinas.

El esfuerzo del organismo por evacuar el exceso de sustancias tóxicas acumuladas nos lleva al estado de enfermedad. Siendo de vital importancia la limpieza de los fluidos internos, el organismo apunta toda su energía vital hacia dicho objetivo.

Consejos saludables

Cuidándonos de no acumular toxinas, estamos cuidando nuestra energía vital necesaria para los procesos de autocuración Natural. La medicina biológica también comparte este concepto de enfermedad como acumulación de toxinas y depuración.